El marketing es la administración de relaciones de consumo rentables. Hoy en día, el marketing no se centra solo en los productos, sino que la satisfacción de los clientes, sus gustos y sus necesidades. Por ejemplo, una empresa exitosa confía en la lealtad de compra del cliente, por lo que el objetivo común de la empresa es brindar satisfacción a largo plazo al consumidor, pero no “engañarlo” en el corto plazo. Además de eso, se tiene como objetivo crear un valor adicional para atraer nuevos clientes ya que también es muy importante construir relaciones comerciales y motivar la compra, para mantener y fascinar al consumidor con ganancias. Por lo tanto, es de suma importancia realizar investigaciones de mercado para comprender sus necesidades, que es diferente a la forma antigua y tradicional de vender y publicitar. Para mí, el marketing es la función de gestión primaria que organiza y dirige el conjunto de actividades comerciales relacionadas con la conversión del poder adquisitivo de los clientes en demanda efectiva de un producto o servicio específico y en el traslado del producto o servicio al consumidor final o usuario para lograr los beneficios de la compañía.